jueves, 27 de enero de 2011

CÓMO DISEÑAR UNA ENCUESTA IV

PRUEBAS Y AJUSTES AL CUESTIONARIO



El instrumento que se va a utilizar para recoger la información, en este caso, es el cuestionario de encuesta. Y hay que considerar que para la construcción del cuestionario se exige tiempo, dedicación, conocimiento y experiencia. Además, existen sólidos principios que debe cumplir un buen cuestionario. En primer lugar debe cumplir dos objetivos básicos:
Aplicabilidad, es decir, que permita obtener la información que satisfaga los propósitos del estudio. El cuestionario debe ser la traducción de los objetivos de la investigación en preguntas específicas cuya respuesta genere los datos necesarios para comprobar las hipótesis planteadas.
Precisión, esto se refiere a que la información a obtener sea sólida, oportuna y recogida de forma responsable y ética
El cuestionario no debe salir de la oficina sin antes ser sometido a un conjunto de pruebas que permita comprobar su óptima calidad, aplicabilidad y precisión. Por lo tanto, el cuestionario debe ser probado al menos en tres niveles:
- En el equipo de trabajo, los integrantes del equipo de investigación debe dar sus puntos de vista, someter a consideración individualmente y desarrollar discusiones sobre forma y fondo del cuestionario a la luz de los objetivos de investigación.
- Con los asesores y otros investigadores cercanos al estudio. El cuestionario puede ser sometido a la consideración expertos, personas que conozcan el tema sobre el cual se va a desarrollar la investigación
- En pruebas de campo o prueba piloto sobre una pequeña muestra del marco muestral. Las pruebas deben ser acompañadas por informes que permitan conocer las observaciones y hacer los ajustes necesarios.
No obstante que puede parecer repetitivo, es bueno recalcar que no se debe llevar adelante una entrevista sin que el cuestionario sea sometido a prueba. Esta prueba busca comprobar la calidad del instrumento, además de otros aspectos no menos importantes (Seijas, 1993). P. 63
A continuación se hará un recuento de los principales aspectos a ser confirmados al realizar la prueba:
1. Comprobar que los objetivos de la investigación se encuentran recogidos en el cuestionario. Comprobar que se cumplen satisfactoriamente los propósitos propuestos tanto en el objetivo general como en los objetivos específicos.
2. Comprobar el perfil del entrevistado para el cual está diseñado el cuestionario y verificar que este entiende fácilmente lo que se le pregunta en él y comprobar que las preguntas no sean ambiguas. Se debe examinar el lenguaje utilizado, el marco de referencia del tema, el nivel de conocimiento requerido, la aceptación social, la contención de una idea única en la pregunta, que la forma de realizar las preguntas no sugieran la respuesta a dar, si la secuencia de las preguntas es la más adecuada y la consistencias de la escala de medición empleada.

3. Se debe calcular el tiempo promedio que dura una entrevista, esto permitirá tener una idea de la duración de todo el trabajo del levantamiento de campo. Además, permitirá hacer ajuste para disminuir los tiempos y no hacer la entrevista muy tediosa para el entrevistado.
4. En los casos de preguntas abiertas, permite construir los posibles códigos de las distintas alternativas de respuesta, puede permitir cerrar preguntas con base en las respuestas más frecuentes. Esto ocurre con frecuencia en las investigaciones doxológicas o de opinión pública.
5. Precisar el tamaño del formato de cuestionario, el tipo de papel y su textura, la disposición interna de sus preguntas y la ubicación de los códigos de las preguntas.
Al terminarse de probar el cuestionario, con la información que se produce en la prueba se procede a hacer los correctivos necesarios, iniciándose nuevamente la comprobación del documento hasta que satisfaga cabalmente el propósito para el cual es diseñado. Cabe repetir, que hasta tanto no se esté seguro de la calidad del cuestionario, éste no debe salir al campo a ser aplicado definitivamente.

Una “lista de control” para la construcción del cuestionario

1. Haga el texto de la pregunta lo más simple que sea posible.
2. La pregunta no debe contener más de 25 palabras.
3. La pregunta debe contener una y solo una sentencia lógica.
4. Evitar las preguntas ambiguas.
5. Evitar el uso de estereotipos o de palabras cargadas emocionalmente.
6. Evitar preguntas dirigidas.
7. El investigador debe escoger si personificará las preguntas o no.
8. Decidir en qué sentido, deseado o no, modificará las respuestas el empleo de nombres de personajes.
9. Para el fenómeno de la deformación conservadora, una tendencia a la desconfianza o temor al cambio. 
a. Para la desconfianza. Enunciar las preguntas de manera tal que los acuerdos o desacuerdos no estén en un mismo nivel respecto a la opinión. 
b. Para el temor al cambio. Deben formularse las preguntas de manera tal que si se proponen modificaciones de las normas vigentes sea aparentemente menos violento.
10. Evitar una pregunta que parezca poco razonable o inoportuna, empleando una breve justificación introductoria del por qué la incluimos.
11. Evitar preguntas que requieren mucho trabajo de parte del informante, para evitar la fatiga, y también, a veces, errores de memoria.
12. Ligado a lo anterior, si la pregunta tiene una larga lista de alternativas, para el caso de la entrevista (respuesta oral a estímulo auditivo), es preferible acompañar la pregunta con la lista de respuestas alternativas en una tarjeta que el informante pueda tener presente.
13. En general, sin embargo, es preferible no dar largas listas de alternativas, y aún menos si éstas son difíciles de recordar durante la entrevista.
14. Si la pregunta contempla un ordenamiento de las alternativas ofrecidas, es preferible imprimir cada alternativa en tarjetas separadas que el sujeto pueda manipular y ordenar a su gusto.
15. Para las preguntas abiertas, deberá dejarse amplio espacio con el objeto de anotar las respuestas.
16. En general, las alternativas a las preguntas (en el caso de emplear este sistema) deben ser formuladas con base en un análisis de las respuestas dadas por los sujetos del pretest cuando se les preguntó sobre el tema, sin ponerles ninguna restricción, de manera abierta.

Una “Lista de control” para el cuestionario final como un todo y para las diversas baterías de preguntas

1. Las preguntas deberán agruparse de modo de formar una unidad (batería).
2. Las preguntas deben estar ordenadas de modo tal que exista una progresión lógica en la entrevista, de manera que el informante:
a. Sea introducido en la entrevista despertando su interés;
b. Pasar de las preguntas más simples a las complejas;
c. Procurar no enfrentar al informante con un pedido prematuro y súbito de datos personales;
d. Aunque no esté directamente relacionado con la formulación de las preguntas, debe anotarse que cuando se efectúa una pregunta que puede provocar embarazo en el entrevistado, debe dejársele oportunidad  para que se explique, con el objeto de no frustrar la eficacia del resto de la entrevista, y
e.  Se debe conducir el interrogatorio en un marco de referencia a otro, lo más suavemente posible y no efectuar saltos bruscos.
3. Las preguntas introductorias del cuestionario deberán ser atrayentes sin provocar controversias.
4. Las preguntas más cruciales o estratégicas del instrumento no deberán aparecer al principio de la entrevista, por las razones ya vistas, ni al final, cuando la fatiga puede influir en el ánimo del informante.
5. Las preguntas que se refieren a aspectos íntimos del entrevistado deberán dejarse para el final de la entrevista, donde ya existe presumiblemente mayor confianza entre entrevistador e interrogado.
6. El cuestionario debe finalizar con expresiones de agradecimiento por la colaboración prestada por el entrevistado, lo que facilitará el contacto para eventuales entrevistas futuras, de la misma o de otra investigación.
7. Si posteriormente es necesario al relevamiento separar rápidamente a los sujetos de la muestra en grupos previamente determinados, se recomienda emplear papeles de distintos colores (o bandas de colores diversos en los extremos superior derecho o izquierdo del instrumento) para cada grupo.
8. Se recomienda que las preguntas dentro de una batería vayan desde los tópicos más generales a los más específicos.
9. Para los temas principales de la investigación, planear, incluir preguntas que ubiquen el mismo contenido en diferentes contextos, con el fin de poder luego comparar las respuestas.
10. Si se han empleado una batería de ítems para algunos temas, es conveniente incluir alguna(s) pregunta(s) que le sirvan para verificar la adecuación y consistencia de las preguntas como un todo.
11. Si se planifica emplear el cuestionario posteriormente (por ejemplo, para estudios cross-cultural) debemos redactar las preguntas de manera que no se hagan temporales; es decir, que se puedan aplicar después sin la necesidad de introducirles cambios, para asegurarnos las posibilidades de comparación. Esto significa evitar el empleo de fecha, nombres de personajes efímeros, modas o normas locales, etc.
12. Si el estudio va a ser comparativo con otros realizados por autores distintos, debe emplearse, en lo posible, la misma formulación de las preguntas.
 Como sé que este material le ha sido de mucha utilidad Regístrese en el blog y Compártelo en tus Redes Socieles

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICAS Y DOCUMENTALES
Arias, F. (2006) El proyecto de investigación; introducción a la metodología científica. Caracas – Venezuela. Editorial Episteme. 5ta edición
Chao, L. (1999) Estadística para las Ciencias Administrativas. México. Mc Graw-Hill 3era Edición
Galbiati, J. (s/f) Conceptos Básicos de Estadística. Revista Letra Media. (Documento en línea) disponible en: http://www.jorgegalbiati.cl/ejercicios_4/ConceptosBasicos.pdf  (Consulta: 2011, enero 04)
Hernández, R y Otros (1999) Metodologías de la Investigación. México. Mc Graw-Hill
Ontiveros, Y. (s/f) Preparación del Instrumento de Recolección de Datos para una Investigación Barquisimeto – Venezuela (Documento en línea) disponible en:  http://www.ucla.edu.ve/dmedicin/departamentos/medicinapreventivasocial/SEB/investigacion/instrumento.pdf (Consulta; 2011, enero 12)
Palella, S (2006) Metodología de la Investigación Cuantitativa. Caracas – Venezuela. Fondo Editorial de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador 2da Edición
Seijas, F. (1993) Investigación por Muestreo. Caracas – Venezuela. Ediciones FACES / UCV

COMO HACER CITAS BIBLIOGRÁFICAS

COMO HACER UNA CITA BIBLIOGRÁFICA Una de las situaciones que se le va a presentar al investigador cuando se aboca a la redacción d...